fbpx

¿Quieres asesoramiento personalizado? Contacta con nuestra Gestión Académica.

936 242 511  –  699 049 817

¿Quieres asesoramiento personalizado? Contacta con nuestra Gestión Académica.

Las 10 habilidades más demandadas en un director de personas

El director de personas es una figura que no siempre ha existido en las empresas, pero que, indudablemente, es una profesión que ha llegado para quedarse. 

Hoy más que nunca, es muy notoria la expresión de que el mayor activo de las empresas son las personas. Sin embargo, ¿cuál es la figura encargada de su formación continua, motivación, retención de talento y que, en definitiva, sea capaz de conseguir que cada empleado desarrolle su actividad con su máximo potencial?

Esta figura es, sin duda, el director de personas.

¿Cuáles son las 10 habilidades más demandadas para el perfil del director de personas?

  • Habilidades de comunicación. Un director de personas tiene que ser capaz de transmitir las ideas correctas de la forma adecuada, por lo que unas habilidades de comunicación correctas son necesarias para este puesto. 
  • Empatía. Dentro de puesto que se basa en saber lidiar con las personas y ser capaz de desarrollar su máximo potencial, saber ponerse en la piel de los demás y entenderles es sumamente necesario.

  • Saber motivar y transmitir confianza. Múltiples estudios muestran que la motivación en un puesto de trabajo es proporcionalmente relativa a su productividad, por lo que ser capaz de motivar a los empleados y transmitirles confianza es un requisito imprescindible para un director de personas.

  • Tener siempre presente el aprendizaje y desarrollo de los empleados. Una empresa con aprendizaje continuo es una estupenda manera de apostar por la retención de talento y reducir la curva de aprendizaje con la que cuenta cualquier puesto, además de motivar y empoderar a los empleados. 

  • Desarrollar una actitud positiva. Relacionándolo con el punto con la motivación, es responsabilidad del director de recursos humanos mantener una moral alta en los empleados teniendo siempre presente dentro de la realidad el ser capaz de enfocarlos desde un punto de vista positivo.

  • Estar orientado a resultados. Un director de personas, como cualquier otro director de departamento, necesita estar enfocado en una serie de resultados medibles, viendo si las implementaciones que realiza tienen cambios positivos en la empresa.

  • Ser organizado y planificador. La capacidad de organización y planificación en el sector de personas es necesaria, ya que hay diversos tipos de objetivos y timings que se tienen que realizar en la empresa.

  • Resolución de conflictos. En un sector con tanto contenido intangible como es la dirección de personas, constantemente se llegan a caminos muertos. Un profesional del sector debe ser capaz de reenfocar estos retos de manera que las distintas partes resulten satisfechas y esto repercuta en un beneficio para la empresa.

  • Honestidad. Un valor que es necesario dentro del mundo de dirección de personas, en el que se habla de compromiso, motivación, actitud positiva… es indudablemente la honestidad 

  • Compromiso La dirección de personas no es un trabajo a media jornada. El mayor activo de esta empresa son sus empleados, por lo que el compromiso del director de personas tiene que ser del 1000%.

“El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos” Michael Jordan

Como se puede ver, es un puesto de trabajo con muchas responsabilidades y con un gran área de competencias, y cada vez más, se está demandando que estos perfiles, además de haberse formado en sus respectivas áreas, sean coaches profesionales.

¿Te gustaría iniciarte en una nueva profesión con un amplio futuro y demanda por delante? Infórmate ya sobre nuestro Programa Avanzado de Formación en Coaching Online. Recuerda, allá donde vayas, tienes la formación EDPyN a tu alcance.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.